logo
footer-bar

Bienvenido a Yoga con Saeed

El Yoga con Saeed se centra en:

El cuerpo, la respiración, el cerebro y la mente con el fin de mejorar el bienestar integral de la persona a nivel físico, fisiológico, biológico y psicológico.

Cada célula de nuestro cuerpo está conectada a un nervio; cada nervio está conectado al cerebro, que a su vez, es influenciado por nuestros pensamientos. Dichos pensamientos generan cambios en nuestros sentimientos, a los cuales queremos reaccionar. Por consiguiente, con el fin de cambiar la reacción al estimulo dado necesitamos “Hacer una pausa, pensar y reflexionar” para no hacer un lío con nuestros sentimientos.

En este momento podrías estar pensando ‘esto me agrada’ y justo cuando te dices la frase a ti mismo, el ‘esto me agrada’ genera de inmediato un sentimiento positivo dentro de ti, y de forma simultánea, te beneficias de la felicidad causada por dicho sentimiento.

Cuando nos decimos ‘esto no me gusta’, de manera inmediata generamos sentimientos negativos en nuestro interior, simultáneamente experimentamos tristeza, producto de dichos sentimientos. De tal modo, podemos darnos cuenta de que “es la manera en que pensamos acerca de nosotros mismos y de los demás” lo que nos hace sentir bien or mal.

Nadie más que tú mismo, puede hacerte sentir bien o mal. Entonces, es nuestro deber responsabilizarnos por completo de la manera en que nos sentimos. Solo tú eres quien piensa; solo tú quien decide y sólo tú quien determina tu manera de sentirte (ya sea buena o mala).

Nuestros sentimientos están directamente relacionados con nuestra forma de pensar. Por consiguiente, depende de nosotros “mirar antes de avanzar”. “Un minuto de estupidez puede significar una vida llena de arrepentimientos”. Pensemos de manera inteligente. Seamos proactivos, autoconscientes, compasivos y no arruinemos nuestros propios sentimientos ni nuestras relaciones. Piensa antes de avanzar: “Haz una pausa, piensa y reflexiona”.

Esfuérzate por pensar de manera racional e inteligente en todo momento, y da lo mejor de ti mismo. Si lo consigues, será maravilloso. Si no lo consigues, no te des por vencido, sigue hasta que logres tener una mente con buenos pensamientos. El mundo necesita mentes compasivas. Comienza hoy mismo. Hoy es el mejor momento; el mañana no existe. Empieza ahora mismo.

Podemos cambiar de opinión en cuestión de segundos, aunque no podemos cambiar nuestros pensamientos en cuestión de instantes. Cambiar la forma de trabajar de nuestro cerebro puede llevarnos meses, así como aprender a manejar puede llevar algún tiempo.

De manera similar se requiere de paciencia, perseverancia y tiempo para cultivar la autoconsciencia de nuestro cuerpo, la respiración, los pensamientos, las emociones y de la misma autoconsciencia a fin de llevar una vida con menor estrés.

Los pensamientos, positivos o negativos, son poderosos. Poner un alto a nuestros pensamientos negativos es un buen consejo si queremos que nuestra mente descanse de tanto reaccionar en maneras abruptas, con lo cual solo provocamos mayor estrés a nivel cerebral.

Lo primero es darse cuenta de que no es la mente lo que desencadena ciertos sentimientos en nuestro interior, es el pensamiento: es lo que nos decimos a nosotros mismos al momento de estar frente a un estímulo. Recibimos un estímulo, nos decimos a nosotros mismos “esto no me agrada” e inmediatamente nos sentimos enojados, queriendo descargar nuestra ira, de forma verbal, con otras personas, con la intención de herirlas o hacerlas sentir mal. Independientemente de que consigamos, es seguro de que con nuestro propio enojo nos hemos hecho daño a nosotros mismos.

Podemos decir que “el estímulo nunca será la causa de nuestro enojo”. La causa es la evaluación que hacemos de dicho estímulo, que también es la causa de la mayoría de nuestros problemas, así como el factor más importante del daño que hacemos a otra gente. Cuando una evaluación es positiva nos sentimos felices y contentos; si la evaluación es negativa nos sentimos infelices e incluso deprimidos por minutos u horas y no podemos quitarnos de la cabeza el estado depresivo. Nadie puede hacernos daño, además del daño físico. Mentalmente, somos nosotros mismos quienes nos causamos el daño al realizar evaluaciones negativas de las situaciones. Como Shakespeare lo dijo: “No existe nada bueno ni malo, es el pensamiento humano el que lo hace parecer así”.

En realidad somos nosotros mismos los que nos hacemos enojar a nosotros mismos, y los causantes de lastimar nuestros propios sentimientos. Dicho de otro modo, todo aquello que hacemos a los demás, nos lo hacemos a nosotros mismos en primer lugar, aunque la mayoría de las personas no son conscientes de ello. Éste es el objetivo de Saeed: hacerte consciente de este hecho: si bien la gente puede causarnos daños físicos, no pueden causarnos daños emocionales. En el plano de las emociones, únicamente nosotros somos los que nos afectamos a nosotros mismos debido a las evaluaciones negativas que hacemos de las cosas. El cuidado de nuestras emociones es un trabajo interno que nos corresponder atender. Reflexionemos de forma inteligente y compasiva.

Un último ejemplo: cuando vemos un objeto experimentamos una emoción. Dicha emoción es producto de nuestro pensamiento, el cual sucede al mismo tiempo. Este pensamiento es lo que responde al estímulo y también lo que le da sentido al mismo. De este modo, es el significado atribuido es el causante de nuestro enojo y no el estímulo mismo. El motivo de nuestro enojo es, entonces, nuestro propio pensamiento acerca del estímulo y es, por consiguiente, lo que hace nos hace sentir dolor o felicidad. Nuestros pensamientos desencadenan sentimientos, préstales atención. Estímulo + Pensamiento = Sentimiento determinado.

Acerca de mí
Tenía tan solo cinco años, cuando mi abuelo comenzó a enseñarme estiramientos básicos de yoga y a meditar centrando mi atención en la respiración. A los diez años, empezó a enseñarme el arte de:

• La autoobservación
• El examen de conciencia
• La autocorrección

El desenlace de todo eso ha sido esta enseñanza, que tuvo lugar en India, pues yo seguí practicando con él hasta que cumplí 17 años. Poco tiempo después, vine a Inglaterra para estudiar, donde he vivido de manera permanente desde los 18 años. Desde entonces, he seguido manteniendo y desarrollando mi práctica personal de yoga.

Intenciones a futuro
Me gustaría establecer mi propio Centro de Yoga, al que llamaría ‘Centro de Yoga para una Mayor Consciencia’. Este centro estará abierto al público en general, para personas con y sin discapacidades.

También me gustaría atraer y enseñar a más padres jóvenes. En el proceso de crecimiento, todos los niños necesitan de afecto. Aquellos que crecen en una atmósfera de cariño humano, tienen un desarrollo mucho más positivo y sutil de sus cuerpos, mentes y formas de comportase, como puedo observar en mis dos hijos.

Normalmente los niños que han crecido con esa falta de cariño y afecto tienen una actitud más negativa ante la vida, además de una baja autoestima, lo cual podría favorecer el desarrollo de adicciones a las drogas y actividades delictivas. Y aunque la policía y el sistema judicial hagan esfuerzos por disciplinar a los mal portados, e incluso los padres reciban una multa, para mí, el camino está en la enseñanza de los padres jóvenes comprensivos, quienes, en su momento, criarán a sus hijos con amor y afecto, resultando esto en un mundo mejor en el que todos podemos vivir.

¿Qué es Yoga con Saeed?
Yoga con Saeed se trata acerca de desarrollar un cuerpo sano y fuerte por medio de posturas de yoga, así como también de cultivar, simultáneamente, la inteligencia emocional, la calma y las habilidades efectivas para el manejo del estrés. Todo esto mediante la combinación de posturas, el control de la respiración, un enfoque positivo, una conciencia enfocada, la reflexión y la meditación.

Hacer el tipo correcto de ejercicio puede dejarte en un estado de relajación y paz mental; mientras que el cultivo de la inteligencia emocional puede ayudar a mantenerte positivo en tu vida la mayor parte del tiempo.

Las relaciones sociales actuales y los matrimonios con grandes dificultades, pueden hacer que la vida personal se convierta en un campo minado, guiando hacia el estrés, la ansiedad y la depresión. Las prácticas de trabajo modernas y la revolución del microchip, significan ambientes de trabajo rebosantes de tensión.

¿Hay una respuesta única para lidiar con todo el estrés y las presiones del nuevo milenio? La respuesta más natural es “los seis esenciales”.
Creo que el yoga puede ser una mejor solución al problema de este era: enfurécete o relájate.

>Siguiente...

¿Qué es Yoga con Saeed?
NO IMPORTA si eres creyente o no, puedes practicar yoga con éxito.
Yoga NO es una ideología o una terapia, ni una sesión de consultoría o una religión.

Yoga NO exige o presupone adherencia a alguna filosofía en particular, iglesia o fe.

No debe vérsele como algo más que sólo una disciplina del cuerpo y la mente, única en su género e incomparable por sus efectos benéficos.
En esencia, se trata de una combinación de técnicas físicas y psicológicas. Por esta razón y para que pueda ser efectiva, se recomienda hacerla parte de tu vida y practicarla diariamente.

El yoga es capaz de restaurar y asegurarte una salud estándar. Es el mejor sistema preventivo y es muy benéfico también para lograr longevidad.
Los ejercicios psicológicos te guiarán hacia el autoentendimiento. También te ayudarán a lograr y mantener la calma y la claridad de la mente a través de la autoobservación, el examen de conciencia y el dejar ir.

Con ellos, tu mente cobrará mucha más vida, y al mismo tiempo, estará serena y tranquila. Esto te permitirá actuar de manera adecuada en lugar de una manera inadecuada.

Entonces descubrirás, a través de la experiencia, el mejor camino práctico para alcanzar la condición óptima del cuerpo, la mente y el espíritu.

Vive en el momento
“Escucho y olvido
Veo y recuerdo
Hago y entiendo” – Proverbio Chino

Según Pascal “No vivimos nunca, sino que esperamos a vivir; y anhelando siempre ser felices, es inevitable que nunca lo seamos."

La gente que practica el yoga físico y que aplica la calma mental a su vida cotidiana, es más probable que permanezca tranquila ante las llamadas situaciones de “estrés”, tales como los embotellamientos de tráfico, los problemas financieros y los encuentros con personas y/o emociones difíciles. La relajación y la calma mental son de gran ayuda en cualquier situación de este tipo.

En palabras de Cicerón, “claridad de pensamiento”, es más probable que se presente en alguien capaz de concebir o idear soluciones prácticas a las dificultades cotidianas. En momentos de estrés, la conciencia propia nos ayuda a hacer elecciones sabias y a tomar las decisiones correctas.

La autoconciencia es la habilidad de reconocer los sentimientos en cuanto éstos ocurren en el cuerpo. Poder manejar dichos sentimientos, en el momento y de forma adecuada, es una habilidad que resulta de la cultivación de dicha autoconciencia, por lo tanto, vale la pena hacer el esfuerzo. En pocas palabras, la autoconciencia te puede ayudar a manejar tus sentimientos más profundos con una cantidad mucho menor de estrés, lo cual te llevará a desarrollar un pensamiento consecuente.

Creo que el camino hacia la buena salud, la vitalidad, los buenos sentimientos y el autocontrol comienza dando apoyo a los procesos psicológicos propios del cuerpo a través de los seis esenciales. Esto puede transformar todo tu ser, pasando de un estado donde la mente está agobiada a un estado donde se encuentra en paz. Puede también aumentar tu efectividad en muchas situaciones, reducir la ansiedad, incrementar la vitalidad, fortalecer el pensamiento y el poder de decisión.

Todos nosotros poseemos, dentro de nosotros mismos, en cada momento de nuestras vidas y bajo cualquier circunstancia, el poder de transformar la calidad de nuestras vidas. Si la vida te da limón, haz limonada.

“La tragedia de la vida no es que ésta se acabe muy pronto, sino que tardamos mucho en empezarla.”
Kalidaas, Siglo V, poeta Indio.

> Siguiente...